COMPETENCIA

 

  Es la relación que se establece entre dos o más especies que presentan una demanda activa de un mismo nivel trófico, como por ejemplo la competencia por los recursos tróficos entre diferentes especies carnívoras. Este tipo de relación realmente no se da, ya que evolutivamente se ha solucionado, porque la competencia conllevaría en el tiempo a la extinción de la especie menos adaptada a esas condiciones. Los seres  vivos en su estado natural, no están embarcados en una lucha sin fin por los recursos del medio, porque la naturaleza está dispuesta de modo que se eviten estas luchas competitivas. La evolución mediante la selección natural genera especies distintas con nichos ecológicos distintos, evitando así la competencia. Gausse afirmó en el  principio de exclusión que no existe un par de especies que puedan vivir indefinidamente en un mismo nicho ecológico. El nicho ecológico en ecología es la profesión de una especie, es decir lo que hace una especie para sobrevivir y adaptarse al medio. El comparar el nicho de una especie a una profesión humana sirve para entender la idea de la limitación del número de individuos de una población. Si tomamos por ejemplo la profesión de maestro , pensemos que una determinada ciudad solo pueden existir tantos maestros como puestos de trabajo haya para ellos. Este número no puede ser cualquiera sino que viene determinado por otros factores, si una universidad produce más maestros que puestos disponibles, el excedente tendrá que buscarse otro trabajo (nicho ecológico) o emigrar.

El número de individuos de cada especie viene condicionado por las características del nicho ecológico.

PÁGINA PRINCIPAL