Mutualismo 

El mutualismo es una relación  que permite mejorar el crecimiento y la supervivencia de las dos poblaciones afectadas. El intercambio suele ser trófico y la relación puede llegar a ser en determinados casos de simbiosis obligada, no pudiendo subsistir una especie en ausencia de la otra. Son ejemplos de simbiosis los líquenes y los protozoos que viven en el interior del digestivo de las termitas.

 Hay relaciones mutualistas en las que el beneficio es la protección frente a los depredadores.

 

 

Un tipo de mutualismo no obligado entre individuos de una misma especie es la desparasitación.

Otro tipo de mutualismo interesante es el que se establece entre personas y animales.

VOLVER AL CUADRO

                                            PÁGINA PRINCIPAL